martes, 29 de diciembre de 2015

Educadores ambientalistas alistan plan para Carnavales

Educadores ambientalistas del Municipio, más conocidos como los "cerditos Porkys y Pepas", alistan un plan de acción para los días previos a Carnavales, pues en estas fechas llegan muchos turistas y se genera mayor cantidad de residuos sólidos.

El responsable del Programa de Educación Ambiental de la Alcaldía, Edwin Pérez, mencionó que por la buena aceptación que tuvieron los "Porkys y Pepas", al próximo año se fortalecerá este proyecto ambiental, para lo cual se planifican nuevas acciones de sensibilización y concienciación.

Señaló que los días previos al Carnaval, los educadores se situarán en las trancas o puestos de control, para subir a los buses que llegan del interior del país, con el objetivo de socializar con los visitantes, el buen manejo de residuos sólidos y que realicen un uso adecuado de los papeleros conocidos como "arturitos".

Mencionó que a 45 días de la creación de los 15 "cerditos" como educadores ambientales se tuvo gran éxito, pues estas figuras llegaron a constituirse en parte importante de los actos que realiza el municipio entre otros, donde educan a la población sobre el manejo adecuado de los residuos sólidos.

Sostuvo que, en comparación de otros personajes que tuvieron que estar años para ser aceptados por la población, los "Porkys" se ganaron un lugar importante en muy corto tiempo.

Aseveró que, por los resultados positivos, se ampliará el proyecto de educación ambiental que en primera instancia era para cuatro meses, sin embargo, ahora se inscribirán los recursos para el salario de los educadores en el Plan Operativo Anual (POA) 2016, entonces será permanente, por ello se fortalecerán las tareas para continuar concienciando a la población sobre temas ambientales.

Indicó que a la fecha no se presentó ningún problema, no obstante la población aconsejó incrementar el número de educadores para que se sitúen en las diferentes arterias de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada