sábado, 23 de enero de 2016

El culto a la Virgen del Socavón

El culto a la Virgen del Socavón no solo se realiza cuando el danzarín efectúa su promesa y peregrina bailando hasta sus pies durante la Entrada del Sábado de Peregrinación del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

La fe hacia Ella, es todo un proceso que se inicia desde el Primer Convite, en noviembre, y culmina como en este año el sábado 6 de febrero. Los danzarines se preparan, al margen del aspecto físico que implica la danza, también en la parte espiritual. Es el culto puesto en escena mediante las denominadas veladas.

Esta actividad se efectúa cada sábado en el tiempo del Carnaval de Oruro, noviembre a febrero o marzo, según el calendario. Es un acontecimiento de fe, devoción y conocer el verdadero significado del Carnaval de Oruro, que no es más que el tributo que se realiza a la Reina del Folklore de Bolivia.

Antiguamente, eran las cofradías y pasantes de los conjuntos folklóricos, encargadas de las veladas. Con el tiempo aquello fue cambiando y en la actualidad son hechas por los danzarines, ya sea por familias o por bloques.

La velada es todo un ritual, al menos en algunos conjuntos folklóricos, que consiste en dar la bienvenida al visitante por la comitiva que organiza la actividad. El feligrés al ingresar lo primero que hace es acercarse al altar donde se estableció la imagen de la Virgen del Socavón. Allí priman los rezos, las peticiones personales en medio de un ambiente indescriptible de fe, en la que muchas veces las lágrimas de emoción salen de los ojos por estar al lado de la Madre de Cristo.

Se encienden velas para que se cumplan las peticiones personales, acompañan a los cirios ya prendidos con anterioridad. Luego y según como esté la sala, los danzantes o visitantes deben saludar a todos los presentes dándoles la mano, como un símbolo de confraternidad y luego toman su lugar.

Mientras que los organizadores de la velada, se encargan de repartir, coca, cigarro, lejía, dulces y ponches. Durante la velada se realizan oraciones colectivas en honor a la Virgen del Socavón y alguna vez se reza el Rosario.

Asimismo, la noche sirve para que los nuevos integrantes al conjunto, presten su juramento no solo de bailar por devoción, sino de ser leales a la institución y buenos compañeros. En ocasiones se realizan k´oas como una simbiosis del acto entre lo pagano y religioso.

En el tiempo precedente se estableció la presencia de grupos folklóricos que matizan la noche, mientras se venden rifas, cuyos monto recaudado permite ayudar la economía del conjunto folklórico. Cuando llega la medianoche se hace un rezo final y todos se despiden con un abrazo luego de realizar una oración personal ante el altar de la Virgen del Socavón. Este es el ritual de la velada, solo se lo vive con esa tradición en el Carnaval de Oruro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada