miércoles, 3 de febrero de 2016

Jacinta Montaño, toda una vida dedicada a la venta de velas

Jacinta Montaño, quien se dedica a la venta de velas, desde hace 30 años, en inmediaciones del Santuario Nuestra Señora del Socavón, ayer tuvo una buena oportunidad para mejorar sus ingresos, ya que se celebró el día de la Virgen de la Candelaria.

En su pequeño puesto de venta, Montaño es conocida por la antigüedad que tiene ofreciendo velas de diversos tipos y colores, son ya tres décadas de estancia en dicho lugar en que todos los días arma su pequeño puesto, ataviado además con una serie de artesanías dedicadas a la Virgen.

"Antes era tradicional que este día de la Candelaria, la gente compre más las velas hechas de cebo, pero ahora, llevan de toda clase", recordó doña Jacinta quien nos brindó un momento de su tiempo.

Este negocio es una fuente de ingresos, mucho más aún ayer, que se recordó la fiesta de la Candela, cuando los feligreses adquieren el producto más que en otros días.

En su mesa de exposición se observan una infinidad de velas de diferentes colores y tamaños, que llaman la atención a los casuales compradores, como a sus antiguos clientes.

"Tengo velas blancas, de colores, ceras, cebos; los colores tienen sus significados, el azul es para el estudio, el verde trabajo o negocio, el amarillo es suerte, el rojo amor, las lilas contra las envidias, los rosados armonía en el hogar, los anaranjados energía, los blancos salud o puede ser para la Virgen", explicó Montaño.

En cuanto al precio, dijo que hay velas desde los 50 centavos, y que va incrementando según el tamaño y si tiene algún detalle.

Para doña Jacinta no existen feriados, menos domingos, pues es uno de los días de mayor venta, al igual que los miércoles, por la afluencia de gente que visita el Santuario del Socavón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada