lunes, 15 de febrero de 2016

Niños fortalecen el folklore boliviano en el Corso Infantil

Los niños revalorizaron y fortalecieron el folklore boliviano en el Corso Infantil que se desarrolló ayer en su versión 69. Varios pequeños se divirtieron y lucieron trajes de diferentes danzas propias del Carnaval de Oruro, además se observó otros disfraces haciendo referencia a la coyuntura actual.

A diferencia de otros años, esta gestión el Corso tuvo otros matices que llamaron la atención del público, puesto que no se vio las carrozas acostumbradas con niños que integraban la corte.

Esta gestión no existió coronación, pues la reinita Ruth Micaela Miranda Álvarez elegida el 2015 fue ratificada este año como soberana.

A pesar de estas características diferentes a años pasados, la emoción de los niños fue la misma por participar, bailando una danza folklórica o en otros casos por representar a su súper héroe favorito.

El Corso Infantil inició a las 10:30 aproximadamente en la calle Pagador y Montesinos, quien condujo este acontecimiento fue la reinita, Ruth Micaela Miranda Álvarez, ingresando en una carroza que era llevada por dos caballos en uno de ellos estaba montado un niño que lucía el atuendo de un valiente caballero.

Seguidamente como es habitual empezaron a ingresar los conjuntos, en primera instancia el bloque infantil de la Gran Tradicional Autentica Diablada Oruro, que al igual que en Carnaval ingresó con un diablo montado en un caballo.

Posteriormente hicieron su paso los bloques infantiles de diferentes conjuntos que son parte del Carnaval como diabladas, morenadas, tinkus, negritos y doctorcitos entre otros.

Cada conjunto vivió al máximo esta entrada que recorrió las principales calles de la ciudad hasta llegar al parque Bolívar.

En su paso por diferentes vías, los niños fueron aplaudidos por el público, quien destacó su coreografía, trajes y disfraces.

También se robó los aplausos un niño que ingresó disfrazado de pesquero, en un barco haciendo referencia a la situación dramática que vive el lago Poopó.

El jurado calificador que se instaló en la plaza 10 de Febrero, evaluó la participación de los niños en las diferentes categorías, individual, parejas, grupo, grupo folklórico, carrozas, carritos y el disfraz más original.

De acuerdo a los organizadores los premios que consisten en material escolar, bicicletas e incentivos económicos, se entregarán el próximo sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada