miércoles, 3 de febrero de 2016

Para presidir la misa en honor a la Virgen Bloqueos del transporte pesado impidieron la llegada del nuncio

El bloqueo que protagonizan empresarios del transporte pesado y que se ha radicalizado mucho más desde ayer, impidió la presencia del Nuncio Apostólico de su Santidad el Papa Francisco, Monseñor Giambattista Diquattro que hasta la víspera estaba confirmada para presidir la misa en honor a la Virgen de la Candelaria, cuyo aniversario se celebró este 2 de febrero.

La celebración eucarística se inició a las 18:00 horas en el Santuario de la Virgen del Socavón y al estar ausente el nuncio, la presidió el Obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik ante buena cantidad de asistentes.

Al margen de celebrar la fiesta de la Candelaria, considerada la protectora de Oruro, la oportunidad sirvió para la clausura del Jubileo de la Vida Consagrada en la que se destacó el trabajo de religiosos y religiosas asentadas en el departamento de Oruro.

En la parte central de la homilía, Monseñor Bialasik destacó la importancia de hablar de Dios. "A veces nos olvidamos y hablamos de nosotros. Necesitamos hablar de Dios con nuestras palabras, con nuestro testimonio. A veces hay sufrimiento y a veces hay dolor, pero siempre Dios tiene que estar primero en nuestra vida".

Destacó igualmente la cercanía que menciona también el Papa Francisco. "Dios en Jesús se acercó a cada hombre y cada mujer, compartió la alegría de los esposos de Canaá y Galilea, entró en la Casa de Bethania perfumado de nardos, cargó con enfermedades y sufrimientos y hasta dio su vida por todos. El Papa Francisco nos invita a seguir el ejemplo de Jesús".

Finalmente, se refirió a la esperanza, mencionando siempre el mensaje de Francisco. "Dando testimonio de Dios y de su amor misericordioso pueden infundir esperanza en nuestra humanidad, marcada por diversas angustias y temores y tentada a veces de desaliento. Pueden hacer que la gente sienta la fuerza renovadora de las bienaventuranzas".



COMUNIDADES

RELIGIOSAS

En esta Celebración Eucarística, fueron presentadas también cada una de las comunidades de religiosos y religiosas que trabajan en Oruro.

Figuran entre ellas: Las Hermanas Oblatas Misioneras de María Inmaculada, que trabajan en la zona Sur; la Congregación de las Hermanas del Amor de Dios, en el Hogar Penny; las Hermanas de Bethania, en el colegio del mismo nombre; la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, en la Parroquia de Pío X; las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, en Machamarca y las Hermanas de los Ancianos Desamparados.

También fueron presentadas, las Hermanas de las Escuelas Cristianas de Santa María Magdalena Postel; las Hermanas Hijas de Santa Ana que trabajan en la Parroquia de Jesús Obrero; las Hermanas Misioneras Coreanas, en Pumas Andinos; las Hermanas Clarisas Capuchinas, en Iroco; las Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia; las Hermanas Hijas de la Caridad de San Vicente Paul, en Pisiga con los migrantes; la Hermanas de Jesús María; las Hermanas Guadalupanas de La Salle; las Hermanas Siervas de María Reparadoras, en el Hogar Gota de Leche; las Hermanas Dominicas Misioneras de Jesús y María; las Hermanas Ursulinas; la Congregación de las Hermanas Siervas de los Pobres San Alberto, en Challapata; las Hermanas de Jesús Misericordioso, en la Parroquia San Pablo; Las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús; las Hermanas Hijas de San Juan Pablo Segundo; las Hermanas del Sagrado Corazón de Carlos Defucol.

Entre los religiosos se presentó a la Orden de los Frailes Menores San Francisco; los Padres Misioneros Redentoristas; la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino; la Compañía de Jesús en Oruro y Machacamarca; los Frailes Oblatos de la Inmaculada Concepción; los Padres de la Orden de los Siervos de María y los padres del Instituto de Verbo Encarnado, con el Padre Marcelo en Oruro y el Padre Rosendo en Chipaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada