jueves, 19 de mayo de 2016

Sobria celebración de los 15 años de Obra Maestra de Humanidad

Una sobria celebración de los 15 años del Carnaval de Oruro, como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, se efectuó ayer y que pasó casi desapercibido, con excepción de algunas salutaciones por la obtención del título de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El título fue obtenido el 18 de mayo de 2001 y, desde entonces, se conmemora ese día como el más grandioso de Oruro, como Capital del Folklore de Bolivia, pero ayer, hubo solamente una misa de acción de gracias en el Santuario de la Virgen del Socavón, con escasa concurrencia de autoridades y de danzarines.

A la misa, asistió el gobernador Víctor Hugo Vásquez, el presidente de la Brigada Parlamentaria, Gonzalo Choque Huanca, y dirigentes de la Asociación de Conjuntos del Folklore. No asistió el alcalde municipal, Édgar Bazán Ortega.

Los promotores de la obtención del título, gestión 1988-2002, presididos por Walter Zambrana, realizaron una ceremonia en el edificio municipal, declarándose “gestores de la declaratoria”, mientras que los dirigentes actuales de la ACFO, organizaron otra ceremonia por la noche, en su sede social.

“Estamos orgullosos de ser orureños y de nuestro Carnaval”, afirmó el Gobernador, al ser consultado al respecto.

Por su parte, el presidente del Comité de Defensa del Patrimonio, Carlos Delgado Murillo, dijo que primero “hay que reconocer a todos los cultores que practican, recrean, defienden, transmiten, investigan, sostienen, cultivan y custodian el contenido simbólico del Carnaval de Oruro”.

Sin embargo, advirtió que durante 15 años, “en vez de construir, nos hemos dedicado a destruir nuestros espacios culturales, corriendo el riesgo de perder nuestros valores culturales, ritos y tradiciones, dirigiéndonos aceleradamente a convertirnos en simple espectáculo por el interés caprichoso de manejar como emblema una ley que ya es caduca como la Ley 602, frente a la magnitud de la declaratoria”.

La declaración fue emitida a propósito de la destrucción de la Plaza del Folklore para dar paso a la construcción de un teleférico que ha socavado los cimientos de un lugar donde se realizaban rituales ancestrales.

“Si se destruyen permanentemente los espacios culturales y si se desmerecen las tradiciones, ritos y costumbres, no estamos lejos de estar en la lista roja del patrimonio”, dijo Delgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada