martes, 17 de enero de 2017

Tobas Zona Sud 100 años de fe y tradición

• Por: Verónica Pérez Ochoa - Periodista

• Colaboración: Juan Manuel Cuéllar Carpio


El Conjunto Folklórico "Tobas Zona Sud", celebra esta gestión, 100 años de fe y tradición, como parte del Carnaval de Oruro, fiesta devocional que se realiza en honor a la Virgen del Socavón, la patrona de los orureños.

Este conjunto nació a inicios del siglo XX, ante la inquietud de Tomás Cáceres y su hijo Donato Cáceres Veliz, quienes tuvieron la iniciativa de crear una nueva comparsa, con algunas de las características de los "Chunchos de Tarija" que bailaban en la fiesta de San Roque.

De esta manera los "Cáceres", empezaron con la danza, pero cambiando la música y dando mayor agilidad a los pasos, reunieron a vecinos y principalmente a quienes formaban parte del gremio de los "carreritos" que eran los que cargaban bultos en carritos.

En primera instancia la comparsa se denominó Comparsa "Tobas de Oruro", participando en actividades festivas, en vista que los "carreritos" eran discriminados por la sociedad, para sus presentaciones utilizaban caretas de alambre trenzado.

Pero no solo los "carreritos" fueron parte de la comparsa, con el paso del tiempo y ante el mágico espectáculo que brindaban con cada uno de los saltos, se incorporaron mineros de diferentes centros de la ciudad.

Los saltos que ellos realizaban era demasiado ágiles, parecía que, llevaban alas en sus talones, pues eran realmente asombrosos, todos los pasos eran dirigidos por el llamado caporal, don Tomás Cáceres, y al son de la música tradicional, que era interpretada por pinquillos, quenas y tambores, permitiendo que el público se traslade a un lugar selvático.

En ese entonces la banda de "quenistas" que acompañaba al grupo estaba dirigido por Mateo y Leocadio Escalera Bravo, con cánticos efectuados por Justa Escalera Quiroz.



CARNAVAL

Cuando la comparsa adquirió una estructura organizativa, decidieron realizar la fundación del conjunto, un 14 de enero 1917, para participar en el Carnaval de Oruro en devoción a la Virgen del Socavón, es así que nació como Conjunto Tobas Zona Sud. Tanto sus pasos como su vestimenta, siempre fueron características de una región selvática, pues su uniforme está lleno de plumas, por eso antes eran conocidos como "Chunchus o Cambas".

Agarrando en sus manos una lanza "Ch´unta" y en la siniestra un hacha, en la espalda cargaban hermosas conchas y "phuros" y los pies estaban semicubiertos por ojotas de cuero.

En sus primeros años, siendo parte del Carnaval, la música era monótona, pero decidieron darle agilidad a partir de sus pasos, además empezaron a formar coreografías, una de las primeras fue la "Estrella", creada por Tomás Cáceres que representa la danza naturaleza guerrera; luego, a semejanza de los chunchos, con el llamado paso doble y, seguidamente, al igual que los cambas con saltos triples. Apenas un cambio de compás en la música indica la transición de un baile a otro, siendo el primero de ellos de clase de las danzas guerreras y surgiendo los demás evocando las cacerías de una fiera.

La presencia de lanzas, arcos y adornos de plumería, así como tatuajes y sartas de conchas y semillas, se superponen a las características del vestuario andino.

Con el paso del tiempo sus coreografías propias fueron siendo más complejas en base a cuatro pasos básicos creados por los Tobas Zona Sud: el paso "Bolívar" que es un paso también en tres tiempos, pero con el ritmo poco más lento, con saltos ágiles hacia los costados, es de carácter ceremonial y representa el acercamiento de las tribus para combate, representando con el momento que precede el enfrentamiento; el paso "Cruzado", consiste en el retorno de las tribus en bloques, expresando un regocijo y bien estar después de la caza de animales salvajes y dispuestos a compartir con la tribu; el paso "Camba" permite formar en el piso un triángulo, según la tradición oral tiene dos significaciones: la caza del oso y la guerra cuerpo a cuerpo, grafica al cazador y su uso de la lanza (chonta) -"el momento exacto de la caza o el momento en que estalla el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con guerreros de otras tribus". Aparentemente se está cazando a un animal, se clava la lanza abajo, se planta y saca. Ese es el Camba. Se levanta, se baila con la lanza, se la clava, nuevamente se saca, se clava, así.

Estos tres pasos descritos anteriormente fueron creados por Tomás Cáceres y Donato Cáceres.

El cuarto paso básico de la danza de los Tobas, fue creado por Hernán Quiroga Terrazas, es el paso "Chucu Chucu" que es marcado en tres tiempos con un corto rebote ejecutado con los pies juntos, representa "la toma de posiciones para la batalla", "el cerco al Gran oso para darle finalmente muerte" o el "descanso después del enfrentamiento".

Además de la creación del paso de la "Calle", la "retirada después de la lucha", el paso "Martillo" que va de lado a lado combinando con golpes; el paso "Leñador" que tiene la secuencia de tres tiempos en los costados; el "Borrachito", utilizado para avanzar en bloque y representa el regocijo por la caza del jukumari (oso) y la victoria sobre las tribus conquistadas y finalmente el Kullawui que salía muy bien al son de los pinquillos.

Todos estos pasos requieren de bastante energía, debido a la agilidad y los enormes saltos que realizan.

Una característica principal del baile y la danza de los Tobas Zona Sud en su música, es que en sus orígenes proviene de ritmos muy orientales, entre los ritmos principales: están la chovena que nace en la Chiquitanía, el ritmo de Aticu que pertenece a la provincia Luis Calvo y al municipio de Palos Blancos, también debemos poner gran atención en el taquirari.

En la década de los años ´80 la danza de los Tobas tienen un repertorio propio con el género musical del toba, gracias a la composición de grupos folklóricos musicales como Andino selección de Tobas Sud, el grupo Sayanta en los años ´90 con su tema emblemático Tobas del Sud, además de otros temas realizados por el grupo Kalamarka.



PRESENTACIONES

Los Tobas Zona Sud, llevaron la cultura a diferentes países, demostrando de esta forma su grandeza, estuvieron en Perú, Chile, Argentina, entre otros lugares del país, donde se lucieron con sus pasos ágiles.

Toda la historia y tradición de dicho conjunto, permitió ser merecedores de reconocimientos y distinciones, tanto locales como nacionales. Actualmente, la danza de los Tobas goza de protección normativa, pues la Ley Nacional Nº 511 declara "Patrimonio Cultural Inmaterial del Pueblo Boliviano" y también mediante la Ley Departamental de Oruro No. 077 que declara "Patrimonio Cultural Histórico" a la danza de los Tobas del Majestuoso Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad"; nombrando el 24 de enero de cada año como "Día de la Danza de los Tobas".

El paso de los tobas por la plaza "10 de Febrero" en la década 50 /Juan Manuel Cuéllar

Un niño toba demostrando su talento, década 60 /Juan Manuel Cuéllar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada