jueves, 2 de marzo de 2017

Asambleísta Danitza Villarroel: "El Carnaval en vez de avanzar ha tenido un penoso retroceso"

Culminada la entrada del Carnaval de Oruro 2017, han surgido entre los orureños y varias autoridades algunas observaciones, a consecuencia de las deficiencias en el tema de organización, tal es el caso de la vicepresidenta de la Asamblea Legislativa Departamental de Oruro (ALDO), Danitza Villarroel, quien mencionó que en esta gestión el Carnaval tuvo un retroceso significativo respecto a los avances que se habían logrado en años pasados.

La autoridad departamental hizo referencia a los banderines que fueron colocados a lo largo del recorrido, y no así en la Plaza 10 de Febrero, lugar que se denominó el pasado fin de semana "zona municipal", manifestando que estos elementos, pese a querer emular al Carnaval de décadas pasadas, no logran darle una imagen favorable a la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, y que la idea de modernizar y mejorar el Carnaval, no debe realizarse en un solo sector, sino a lo largo de todo el trayecto.

"Como autoridad primero se debe destacar que nuestro Carnaval, con sus danzarines y sus bandas, continúa brillando, pese a las inclemencias del tiempo, cientos cumplieron su cometido para llegar a los pies de la Mamita del Socavón, sin embargo, tenemos que ser autocríticos y auto evaluadores en varios aspectos, como por ejemplo el intento de rescatar lo que era antes, las tradiciones, pero se debe tomar en cuenta que desde 2001 somos Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, y tenemos que estar a esa altura", afirmó Villarroel.

Expresó que el tema de colocar algunos banderines, le quita el realce al Carnaval y que lo irónico fue que casi toda la ruta tenía dichos banderines pero no la zona municipal que tenía toda la tecnología para hacerlo.

Villarroel observó también que a diferencia de otros años, hubo un exceso significativo de comerciantes, tanto al interior del recorrido, como en cercanías al mismo, lo cual perjudicó el normal desarrollo de la peregrinación, pues el espacio antes designado a 100 metros del trayecto no se respetó en esta gestión, poniendo en duda la calidad de la manipulación de los productos; la venta de bebidas alcohólicas al interior de la ruta del Carnaval, fue según la autoridad, otro aspecto negativo que dejó una lamentable imagen en esta gestión.

"El Control de bebidas alcohólicas, así como de las vivanderas, es estrictamente un tema municipal, y eso demuestra que en esta gestión el Carnaval tuvo un retroceso en vez de ir avanzando, estos errores se deben a fallas en la organización", añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada