sábado, 26 de julio de 2014

Morenada Comibol celebra 36 años con inauguración de su sede

La Fraternidad Reyes Morenos Comibol está de fiesta, pues conmemora los 36 años de vida institucional, con la inauguración de su sede en la calle Vásquez entre Sotomayor y Sargento Flores, hoy a las 10:30 horas.

La fraternidad Reyes Morenos Comibol fue fundada el 27 de julio de 1978 por trabajadores de la Corporación Minera de Bolivia de Oruro (Comibol), inspirados en la devoción a la Virgen del Socavón "patrona de los mineros" y comprometidos en realzar la expresión folklórica cultural del Carnaval de Oruro.

Como parte de su identidad minera se identifica con el guardatojo (casco del minero), intrínsecamente amalgamada en la representación de Oruro.

Su primera participación se constituyó en el primer aporte al Carnaval de Oruro al irrumpir acompañados por la "Banda Minera" única hasta ese entonces por la cantidad de sus integrantes que provenían de los distritos mineros de Catavi, Quechisla, Pulacayo y otros.

La mal llamada relocalización minera en la década de los años ochenta, repercutió en la Fraternidad Reyes Morenos Comibol, pues en su seno ya no se contaba con danzarines de los centros mineros de San José, Huanuni, Bolívar y Colquiri, cobijó más, ante esta adversidad, a hombres y mujeres de otros lares consustanciados en la devoción y en el símbolo del minero como depositarios de su identidad.

Su contribución al Carnaval no fue aislada a partir de la danza, su coreografía y vestimenta, hasta la música donde se extrae la pieza musical "Siglo XXI" dedicada por el compositor José J’acha Flores a esta fraternidad.

El seguir contribuyendo al engrandecimiento del Carnaval de Oruro declarado por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad hace que en este 36 aniversario se rinda homenaje a aquellos danzarines que ya partieron y su sincera felicitación a la membresía de esta "bendita tierra" y de otros confines de la patria, sin dejar de lado a danzarines que llegan de otras latitudes para rendir pleitesía a la Virgen del Socavón.

miércoles, 23 de julio de 2014

Certamen de futsal de la Morenada Central se disputa desde el 9 de agosto

El primer torneo de fútbol de salón "Copa Bernabé Mamani Chambi" de la Morenada Central Oruro, Fundada por la Comunidad Cocani, se disputará desde el 9 de agosto, según hizo saber el secretario de deportes de esa entidad, Ronald Apaza, ayer en conferencia de prensa realizada en la sala de conferencias de la Gobernación de Oruro.

Por su parte, los dirigentes, Alfredo Adrián y Wilfor Magne, indicaron que podrán participar del presente certamen todos los socios legalmente inscritos, socios activos y pasivos de la Morenada Central (no se aceptarán jugadores de otras instituciones).

Los equipos deberán presentar sus planillas en dos ejemplares debidamente firmados más delegados titulares y suplementes, hacer conocer el color de uniforme, caso contrario no se aceptará su inscripción. Cada equipo deberá presentar 6 jugadores como mínimo y 12 como máximo. Asimismo, se premiará a los jugadores más destacados del certamen. Las inscripciones se reciben a partir de la fecha, previa cancelación de 200 bolivianos en la tienda del Sr. Luis Fernández ubicado en la calle Pagador casi esquina Bolívar (Bazar Disquera Colonia).

El campeonato interno de fútbol de salón damas y varones comenzará indefectiblemente el sábado 9 de agosto, en la cancha y hora a confirmar, sujeto a un programa especial elaborado para el efecto. La modalidad del campeonato se definirá en la primera reunión de delegados y de acuerdo al número de equipos participantes.

La primera reunión de delegados se cumplirá el viernes 25 de julio a partir de las 19:30 horas, en el mismo lugar donde se reciben las inscripciones.

Los puntos no estipulados en la presente convocatoria se tratarán en la primera reunión de delegados. Para mayor información contactarse con Alfredo Adrián Mayorga y Wilfor Magne (75411903 - 70432734, responsables del campeonato).

martes, 22 de julio de 2014

ACFO realizará congreso ordinario el 1 y 2 de agosto

La Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO), realizará su congreso ordinario entre el 1 y 2 de agosto, cuando elegirán además a un nuevo directorio que esté al frente de este ente cultural.

Aunque cuando se le consultó al actual presidente de la ACFO, Jacinto Quispaya si existe la posibilidad de una reelección, dijo que no dará criterios adelantados y dejará en manos del congreso esta decisión.

Será el Séptimo Congreso de la Asociación que de acuerdo a los estatutos, se convoca cada cuatro años, por lo que están preparando los informes de cada comisión así como el de gestión y de las secretarías de Cultura y Jurídica y lo más importante el informe económico.

Quispaya explicó que está trabajando con una empresa auditora externa a la institución, por lo que se hará todo el examen de auditoría, los estados financieros y de todo el manejo económico.

Indicó que los conjuntos deben habilitar a sus representantes, es decir, el presidente y un delegado adscrito, de acuerdo al estatuto y el reglamento en los que se enmarcó la convocatoria.

Señaló que se ha cumplido con todo lo que estaba enmarcado en el proyecto de promoción y difusión del Carnaval que presentó en el anterior congreso.

"Hemos tenido mucha actividad a nivel nacional e internacional con la presentación del Carnaval a través de los conjuntos que son parte de este patrimonio, y creemos que dentro de este proyecto hemos cumplido", refirió a tiempo de asegurar que no se ha dejado ningún tema pendiente, y que una vez que se tengan las resoluciones en el congreso, el nuevo directorio presentará su plan de trabajo para que pueda encarar los próximos cuatro años.

Manifestó que con la presentación de los conjuntos en diferentes actividades se ha sentado soberanía, pero que ahora hay un tema que les preocupa, respecto de la denuncia que ha hecho el diputado Jorge Medina sobre la danza de los "negritos", sin embargo, aseguró que al respecto no hay ninguna notificación oficial y lo único que han recibido de parte del viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas es un fax en el que indica que deben regularizar y actualizar sus reglamentos y estatutos tomando en cuenta la Ley 045 de Lucha Contra toda forma de Discriminación y Racismo, pero que como ACFO respondieron que la instancia de la institución para adecuar y corregir el estatuto y reglamento, es el congreso que se efectuará a principios de agosto.

sábado, 19 de julio de 2014

Historias de Oruro hace un homenaje a la Banda Pagador en su edición 26

En ambientes del Salón "Alberto Guerra Gutiérrez" del Museo "Simón I. Patiño", ayer se hizo la presentación de la revista Historias de Oruro en su edición número 26, la misma hace un homenaje a la Banda Pagador en sus 50 años de vida institucional y la influencia que tuvo en la creación de nuevos grupos musicales.

Ya son 26 publicaciones las que tiene en su haber este emprendimiento gráfico llamado Historias de Oruro, la revista que nació con el fin de aportar información fidedigna de los quehaceres del departamento de Oruro y su gente, desde su creación ahora nos presenta un compilado de notas que alimentadas de entrevistas, fotografías y un trabajo de investigación encabezado por su director Fabrizio Cazorla, nos trasladan a aquellos años pasados de nuestra historia, con el fin de reforzar nuestra identidad de ser orureños.

"Hemos buscado siempre generar instancias de reflexión, de apertura a una búsqueda de la verdad, principalmente presentar los datos y la información de la historia con el propósito de que el público que acceda a nuestra publicación saque un juicio de acuerdo a todo lo que se presenta en el contenido de la revista, por eso es que hemos dedicado este número a la Banda Pagador que conmemora sus 50 años de vida", informó Cazorla.

Esta publicación es el resultado de alentar a jóvenes en la búsqueda de la historia a través de documentos y el recojo de información mediante la memoria colectiva de las personas, y ahora en su edición 26 no es diferente, pues en este número está plasmado el trabajo de muchas personas que optaron por continuar con la publicación que es la única especializada en historia de nuestro país.

"Siempre es difícil publicar una revista, pero creemos que el patrocinio de algunas empresas ha sido fundamental para darle sostenibilidad, por sí sola no se podría mantenerla, en la periodicidad que se quiere, al principio fue difícil, pero ahora menos mal ya contamos con algunas empresas que nos ayudan", complementó Cazorla.

La edición número 26 de Historias de Oruro ya está disponible para todos aquellos que quieran adquirirla en la caseta de revistas de la plaza 10 de Febrero, para todos aquellos que quieren conocer más de los hechos históricos y sus actores que han hecho de Oruro lo que es hoy.

viernes, 11 de julio de 2014

Comité de Etnografía defiende a la danza de los "Negritos"

Después de la postura del Comité Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación de Bolivia, junto al Consejo Nacional Afroboliviano (Conafro), de prohibir la danza del tundiqui o "Negritos", varias instituciones orureñas mostraron su asombro y molestia, entre las que se encuentra el Comité Departamental de Etnografía y Folklore de Oruro.

Dentro de esta institución, se ha determinado que la danza del tundiqui es una rememoración de los negros de Los Yungas, es como un proceso que en el ámbito urbano se ha adaptado, esa danza tomando en cuenta las características de este grupo, explica su presidente Maurice Cazorla.

"En la ciudad de La Paz se ha vuelto una mofa, una burla y si entendemos que es una actitud racista particularmente, porque un colegio de aquella ciudad en la fiesta del Señor del Gran Poder, se realiza una humillación del negro que es azotado por un caporal, situación que en Oruro no se daba, lamentablemente se ha ido presentando en el último tiempo y el comité ha observado, sin embargo, sale de nuevo la recomendación", expresó.

Por otro lado, explicó que los tambores de los tundiquis en Oruro, tenían el temple original de los tambores de la saya que usan en Los Yungas, pero se ha dado una distorsión en la vestimenta con el uso de rumberas y elementos afrocubanos y tambores de estilo centroamericano, gracias a la influencia del cine mexicano y otros.

"Nuevamente decimos que el tundiqui ha sido una rememoración en honor a la saya de Los Yungas en los centros urbanos, particularmente en el Carnaval de Oruro desde los años cincuenta", remarcó.



HISTORIA

Cazorla recordó también la historia de esta danza, que es parte de la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, el Carnaval de Oruro, "las figuras femeninas en el pasado, eran las hermanas Montaño que bailaban de cholitas en los Negritos Unidos de la Saya, últimamente solo son ‘rumberas’. Son dos conjuntos que desde los años cincuenta bailan esta danza que está protegida por la declaratoria de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, dentro de las dieciocho especialidades de danza y lo que se haga en la entrada del Gran Poder es otra cosa muy distinta al Carnaval de Oruro", recalcó.

Según Cazorla, estas recomendaciones deben ser a la entrada devocional de La Paz y no así a la expresión orureña, pero también recomienda a los conjuntos afiliados a la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO), hacer cambios en algunas expresiones humillantes, pero que no demuestran racismo.

"Dos conjuntos son los del Carnaval de Oruro los ‘Negritos Unidos de la Saya’ y los ‘Negritos del Pagador’ en ningún momento es despectivo ni discriminatorio, el hecho que se haya adaptado ‘esclavos’ que se revuelcan en el piso con cadenas y demás es algo que sí debe desaparecer porque es humillante, pero no la danza como tal", concluyó.

domingo, 6 de julio de 2014

Una mirada francesa al Carnaval de Oruro

El Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, título otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 18 de mayo de 2001, despertó desde hace mucho, el interés de ser investigado por propios y extraños para conocer sus distintas facetas, ritos, tradiciones, folklore entre otros.

De esos tantos investigadores aparece desde Francia, el docente de Historia y Cultura Latinoamericana de la Universidad de Humanidades de Montpellier, Baptiste Lavat, quien prepara un doctorado en civilización hispanoamericana, por ese motivo es que decidió asumir esta investigación del Carnaval de Oruro.

Lavat fue encontrado en la hemeroteca de LA PATRIA, revisando los periódicos que son la evidencia tangible de la historia de Oruro, Bolivia y el mundo, y como no podía ser de otra manera, verlo todos los días en el periódico nos llamó la atención para preguntar el motivo e interés de revisar página por página de los periódicos que datan desde 1919.

El francés explicó que realiza una investigación que comenzó hace tres años aproximadamente, "es para mi tesis de doctorado en Francia, es una investigación que en un principio pensaba hacer de lo que son las culturas andinas, su folklore y las fiestas. Con los muchos consejos que me dieron mis colegas y jefes de investigación decidí centrarme en una fiesta y no investigar muchas porque es demasiado trabajo y es demasiada riqueza".

"Entonces estuve comparando muchas fiestas y decidí trabajar en lo que es el Carnaval de Oruro, por diferentes motivos, primero porque me parece una impresionante muestra de sincretismo y mestizaje cultural y étnico; segundo, por un motivo técnico que es el título que posee de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad desde el 2001, que le da una relevancia no solo al Carnaval sino a mi trabajo; finalmente porque el Carnaval de Oruro se conoce poco en Francia, a pesar de su título y fama en Sudamérica", dijo.

Argumentó que en Francia no conocen al Carnaval de Oruro y señaló que con su trabajo, la idea es difundir ese conocimiento de la cultura boliviana mediante el Carnaval.



INVESTIGACIÓN

En la investigación Lavat tomó en cuenta varios aspectos, el primer año hizo un trabajo de bibliografía, conseguir datos, artículos, libros en internet, identificar fuentes y autores relevantes para llegar a un conocimiento teórico, así como lecturas básicas de la Antropología y de la religiosidad popular.

El segundo año fue el 2012, su trabajo se centró en la observación del Carnaval, pero también de todo lo que está alrededor, como las veladas que fueron una fascinación del investigador.

"Vi la última velada de la Gran Tradicional Diablada Auténtica, que fue muy impactante a nivel cultural, prácticas, costumbres; así como la Anata, el festival de bandas. Mi idea era un trabajo de observación y ver qué era realmente el significado de este Carnaval, qué estaba en juego a nivel identitario, cultural, político y socioeconómico. Y dije, ya que vi el Carnaval voy a dejar de lado un poco la observación y regresaré en dos años para ver si observo las mismas cosas", comentó.

La tercera parte de su investigación consistió en la parte histórica. Habló con historiadores e investigadores locales del Carnaval y señaló que es difícil encontrar las bases históricas.

"En vez de meterme en cuestiones que ni los propios orureños antropólogos, especialistas a veces saben ponerse de acuerdo en los orígenes, decidí centrarme en documentos históricos y pensé en la prensa, porque es, a mi parecer, una interesante perspectiva de la evolución de este Carnaval, por supuesto acudí a LA PATRIA, que a mi parecer es el principal periódico de la ciudad y porque vi también que su fecha de fundación es de 1919 y me ha permitido tener casi un siglo de historia del Carnaval, entonces dije, que por ser documento histórico me dará credibilidad en mi investigación en Francia", explicó.

Argumentó que en Francia hay una exigencia a nivel metodológico, por ello, al margen de tener solo entrevistas y criterios consideró que la prensa es un documento histórico innegable, por ese motivo es que estudiará cómo se observa el Carnaval de Oruro en la prensa.



LA PATRIA

La revisión de los archivos de LA PATRIA comenzó en 1919 hasta el 2010, en lo que él consideró como una revisión sistemática, identificando muchos aspectos.

De los años 20 a 30 se tiene pocos datos del Carnaval y según su concepto, era algo marginal que se concentra en los sectores elitistas de los clubes, con las mascaradas del CAN, del Hotel Edén.

"Por el otro lado, es la indiada, es algo totalmente despreciado. Con el paso de las décadas pude ver poco a poco diseñarse esa progresiva toma de interés que hizo surgir el Carnaval. El primer hito que marca la explosión por el Carnaval es post Guerra del Chaco (1932-1935) por una necesidad de afirmación de la identidad, después de la derrota militar, en todo caso, en los archivos de LA PATRIA, hay mucho desprecio y en la post guerra hay un interés relativo que va naciendo", indicó.

En la década del 40, según el investigador se marca otro hito en el Carnaval, con la aparición de la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada, porque de la fiesta marginal que era del pueblo, se apropia la élite orureña.

De las pequeñas columnas o párrafos que se publicaban en los años 20 y 30 a artículos de media y una página en los años 40 y 50. A partir de la década del 60 se genera mayor expectativa del Carnaval, pero a su vez comienzan los primeros conflictos, como por ejemplo, el tema de la ruta que fue cambiada en forma constante.

También señaló que con la aparición de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO) en la década del 60 se inicia la institucionalidad del Carnaval, cobra mayor relieve y se convierte en una entidad en la vida ciudadana de Oruro.

"Con los años 60 hay más difusión a nivel nacional e internacional. Los conflictos políticos aparecieron más tarde y estaban bien presentes en la prensa, cuyo inicio está en la década del 80. Hay más conciencia del poder de esta fiesta a nivel de representación de la cultura, de la identidad boliviana y presencia turística. Hay una toma de conciencia del potencial turístico", dijo.

Consideró que la aparición de la Anata también marcó otro hito, ya que si bien era considerada como una fiesta de indios a partir del 93 se convierte en importante por el relieve de las culturas andinas indígenas que ingresan al centro de la ciudad.

Desde el inicio del siglo XXI aparecen otros temas que no eran considerados antes, además que mediante el Carnaval, existe la necesidad de difundir otros valores como la salud, la educación, con la entrega de preservativos. El arte también tiene su espacio con exposiciones y ferias.

"La prensa demuestra que pasamos de pocas líneas a suplementos especiales de grueso a partir del año 2000 y más con la declaratoria del Carnaval por la Unesco. No se puede negar que el Carnaval, más allá de su presencia en la prensa está en muchas revistas, publicaciones, libros. En menos de un siglo se tiene una verdadera explosión de este acontecimiento que antes era algo marginal", señaló.

Asimismo, uno de los temas más estables que no tuvo variación fue la procesión de la Virgen del Socavón. Un dato que llamó la atención del investigador francés es que se tiende a afirmar en la prensa, con una serie de publicaciones, que existe preocupación por la pérdida del carácter devocional. Aseguró que se reafirma que la identidad del Carnaval de Oruro se debe a la fe hacia la Virgen del Socavón.

"Sin la Virgen del Socavón, este Carnaval no tendría relevancia, eso es lo que lo hace original, es lo que lo hace distinto a los demás", aseguró.

Por otro lado, descubrió que desde la década del 90 del siglo pasado se hacen comparaciones con otros carnavales del mundo como el de Río de Janeiro y siempre se destaca la devoción, en el caso de Oruro, pero según Lavat, el Carnaval es todo menos eso, cuyo inicio histórico se da en la edad media.

El carnaval, no el de Oruro, siempre fue una expresión de sensualidad, excesos de todo tipo y afirmó que carnaval es todo, menos fe. Entonces, dijo que el hecho que el Carnaval de Oruro tiene una jornada de peregrinación, es lo que lo hace único y distinto. Sin embargo, dijo que el tema devocional es muy poco creíble, de acuerdo a las entrevistas que hizo con varios danzarines.

"Yo pregunté por qué bailas y me dicen, por devoción y… eso es lo que me queda por hacer después de terminar de hacer esta parte histórica de la prensa, voy a volver al Carnaval el próximo año, para confrontar mis datos de hace dos años con los actuales y ver si ha cambiado, porque en dos o tres años puede pasar muchas cosas, cómo ha evolucionado, aparte de eso he entregado centenares de encuestas a los danzarines de todos los conjuntos, imprimí mil ejemplares con muchas preguntas sobre la economía para el danzarín, su percepción sobre el Carnaval, su relación con la devoción, con la figuración", afirmó.



DECLARATORIA

Respecto a la declaratoria del Carnaval de Oruro, como la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, dijo que puede ser lo mejor que le pasó al Carnaval, pero en contrapartida puede ser algo negativo.

"Todavía estoy indagando en esto, porque la declaratoria es un reconocimiento extraordinario, pero por lo que vi en la prensa, es el comienzo de una nueva etapa en la que hay más conflictos, más vigilancia para evitar las distorsiones, hay críticas, hay más miedo, entonces, lo que sentí incluso hablando con los danzarines, con músicos, con antiguos directivos de la ACFO, con antropólogos e historiadores, es miedo, preocupación por la transformación de esta fiesta que ha ido en el transcurso del Siglo XX adaptándose a diferentes elementos exteriores", indicó.

Entre ellos, la moda, considerada como un dato fascinante. Pero también, se mencionan conflictos en torno al excesivo consumo de alcohol. Otro conflicto identificado fue el carácter anónimo del folklore y el problema diplomático con el Perú y Chile por los plagios.

Ese tema es reciente, ya que los primeros datos que aparecen en la prensa, son de finales de la década del 90 del siglo pasado.

"Yo considero que es exagerada la importancia que se le da, porque más allá de verlos como plagio, se lo podría ver también como homenaje, todo depende de la actitud de quien recupera elementos de la cultura ajena. Yo he conocido a bailarines peruanos que me dijeron – tenemos diablada en Puno, pero eso es boliviano – lo señalaron con sinceridad", manifestó.

Otro conflicto identificado por el investigador, es el problema recurrente entre la ACFO con el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO) por el tema económico, que no está exento de los reclamos de la ciudadanía por el incremento en los precios de los asientos. El tema económico en la prensa se comienza a observar desde los años 90.

El Santuario de la Virgen del Socavón es tema de conflicto, con el pedido de los Siervos de María para que se respete ese espacio y la fiesta devocional. Los conflictos en el interior de la ACFO se mencionan con más fuerza en los últimos años.

"Va para mí dentro de una misma categoría, que es la cuestión del ego, hay mucho ego en esta fiesta, hay cosas interesantes. En las encuestas planteo eso y muchos me dijeron que bailan por pasión, por bailar, por tradición, por figuración, por ver el límite físico, porque se tiene que sentir desde adentro", señaló.



CONCLUSIÓN

En conclusión, dijo que el Carnaval de Oruro es polifacético y uno no puede decir que esto es por devoción a la Virgen del Socavón, porque no solo es esto, sino que la gente participa también para gozar.

"Es polifacético porque es devoción, pero es figuración porque mucha gente está por eso. Pero también es folklore, es cultura, es mestizaje porque es lo cultural, lo étnico y es una riqueza inagotable. El Carnaval de Oruro es una riqueza inagotable en constante proceso de cambio y hay que aceptarlo", afirmó.

Argumentó que no se debe estar en la nostalgia y añorar lo que era antes, sino que también se ganó muchas cosas, el Carnaval de Oruro es un ser viviente con sus momentos de auge, sus momentos de crisis, de pérdida de la identidad a la reafirmación de algo nuevo, tiene su envejecimiento y su renacimiento, es algo que vive, encausarlo, limitarlo, no es solo una fiesta devocional folklórica.

Festival Jach’a Uru Central se despidió al ritmo de sus bandas

Con una fabulosa retreta por la mañana, en plena plaza 10 de Febrero, junto a la Banda Espectacular Pagador, comenzó la jornada del último día del XII Festival Jach’a Uru Central, después de tres días de intensa actividad cultural, para despedir este encuentro con el característico recorrido de la Fraternidad Morenada Central Oruro, los organizadores fueron acompañados por el ritmo de sus bandas.

El presidente de la Morenada Central, Gary Condori, mostró su satisfacción por el gran apoyo que demostró la sociedad orureña, a las diversas actividades, en las que apreciaron estrenos de videoclips, coloquios, exposición de los coloridos trajes de la fraternidad, además de conciertos folklóricos, que sin duda agradaron a muchos, porque no se cobró ni un centavo para participar de estos acontecimientos.

"Realmente las actividades han estado repletas, la gente ha respondido y eso para la Morenada Central es importante, porque todo es con inversión de la fraternidad y sin fines de lucro, la ganancia que tenemos es saber que aportamos a la cultura, sabiendo que la gente ha disfrutado de todo lo que preparamos", remarcó.



RETRETA

El último día del XII Festival Jach’a Uru Central, se inició con una fabulosa retreta en la plaza 10 de Febrero, con la Banda Espectacular Pagador, en sus 50 años de existencia, con un espectáculo de primer nivel, bajo la dirección de Simón Auca, quien preparó un repertorio propicio para la jornada invernal de Oruro.

Como es característico, en las presentaciones de la Espectacular Pagador, no pudo faltar la melodiosa voz de la cantante orureña, Carla Valdez Auzberth, quien demostró a través del canto su talento, que es admirado por varios años.

Además se interpretó canciones de conocidos compositores nacionales e internacionales, pero la característica que emocionó al público, fue cuando al ritmo del bombo, los instrumentos de bronce ofrecieron las melodías de la danza más representativa de Bolivia, como es la morenada.

CLAUSURA

Como siempre la clausura del Festival Jach’a Uru Central, se convirtió en una fiesta total por las calles orureñas, cuando los fraternos de la Morenada Central, recorrieron desde el Santuario de Nuestra Señora del Socavón, hasta su sede al ritmo de sus bandas, como una forma de agradecer a Oruro, por el apoyo incondicional de todos los años.